¿Qué son los seguros personales? - Privat asesoramiento
19410
post-template-default,single,single-post,postid-19410,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Qué son los seguros personales?

¿Qué son los seguros personales?

En el ámbito de los seguros podemos diferenciar aquellos seguros dedicados a la protección o el cuidado de objetos, como pueden ser los seguros de cocheo de moto, o los seguros de hogar, de esos otros seguros que tienen a la persona como objeto asegurado. Una vez concretado así el objeto de protección, existe un buen número de variables entre los que podemos dividir a los seguros personales.

Así, alguno de los seguros más conocidos que tienen a la persona como objeto son los seguros de vida, los seguros de accidentes, los seguros de salud y los seguros de dependencia. 

Los seguros de vida

Se trata de uno de los seguros personales con mayor presencia en el mercado. En el caso del seguro de vida, si se produce un suceso que conlleve el fallecimiento del asegurado, o la invalidez total y permanente del mismo o una enfermedad grave, el beneficiario recibiría una cantidad acordada en el contrato. 

Los seguros de vida se dividen básicamente en tres grupos: el primero, los seguros que se conocen como seguros de vida riesgo o de fallecimiento, en los que se asegura tanto el fallecimiento como una invalidez permanente y total sobrevenida, y en los que la aseguradora deberá pagar a los beneficiarios una cantidad contratada previamente cuando se produce uno de los eventos recogidos. Si la persona no fallece alcanzada la fecha de contrato, la compañía no está obligada a abonar ninguna contraprestación.

Otro grupo lo conforman los seguros de vida ahorro o de supervivencia, por los que el beneficiario recibe el capital asegurado si el asegurado vive en la fecha de finalización del contrato. Los Planes de Previsión Asegurados (PPA) o los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) son dos ejemplos.

Por último, los seguros de vida mixtos, que prevén el pago de una cantidad si se produce el fallecimiento o la invalidez del asegurado, o el pago de dicha cantidad si habiéndose cumplido la fecha de contrato el asegurado no ha sufrido ningún suceso, por lo que se convierte en un complemento.

Los seguros de accidentes personales

En este tipo de seguros también estamos protegiendo a la persona, por lo que entran también en el ámbito de los seguros personales. 

Mientras que los seguros de vida se activan ante cualquier causa que tenga como consecuencia el fallecimiento o la invalidez del asegurado, los seguros de accidentes solo se activan cuando se produce eso, un suceso accidental. Dicho suceso da lugar al pago de una indemnización, ya sea al propio asegurado, que puede constar como beneficiario, como a otras personas designadas como tal en el contrato si se produce el fallecimiento accidental del asegurado. 

Muchos de estos seguros son contratados por trabajadores cuya actividad profesional se engloba en actividades de riesgo, en las que la integridad física de la persona se pone en peligro con frecuencia; en estos casos, es posible que la empresa que se dedica a esta actividad suscriba este tipo de seguro para sus trabajadores. En el caso de los trabajadores autónomos que tienen esta particularidad, son ellos mismos los que tienden a contratar este tipo de pólizas. 

Seguros de salud

Los seguros de salud contemplan la protección del asegurado cuando este requiere del uso de los servicios médicos recogidos en la póliza, ya sea debido a un ingreso hospitalario, una intervención quirúrgica, o, simplemente, el diagnóstico de una enfermedad sobrevenida.

Estas pólizas contemplan la posibilidad de acceder a un cuadro médico propio de la compañía aseguradora, así como, en su caso, el acceso a hospitales y servicios propios, evitando al asegurado la necesidad de formar parte de una lista de espera que en ocasiones se dilata mucho en el tiempo. Asimismo, se ofrece, también, el acceso a segundas opiniones médicas, así como al uso de técnicas de diagnóstico avanzadas. 

Dentro de estos seguros de salud también hay modalidades; podemos encontrar seguros de asistencia sanitaria directa, o seguros bajo la modalidad de reembolso de los gastos médicos en los que podamos haber incurrido, ya sea con cantidades previstas de copago o sin copago, así como seguros de salud que contemplan indemnizaciones para situaciones de hospitalización o intervenciones quirúrgicas que pueden tener como consecuencia un tiempo de baja temporal del trabajador afectado.

Seguros de dependencia

Quizá es la categoría menos conocida dentro de los seguros personales, pero no podemos terminar este artículo sin hacer referencia a este tipo de seguro personal. 

Como su nombre indica, los seguros de dependencia prevén el pago de una cantidad cuando el asegurado sufre un suceso que le lleva a no poder valerse por sí mismo en el futuro. Dicho pago puede estar previsto en forma de una cantidad a ser abonada de una sola vez, o en forma de una renta de abono mensual. Además, como complemento a esta cobertura, podemos encontrar seguros de dependencia que proporcionan un servicio de asistencia personal al asegurado.