Préstamos Ico Covid-19 Empresas y Autónomos. ¿Es obligatorio contratar un Seguro de Vida del banco? - Privat asesoramiento
18909
post-template-default,single,single-post,postid-18909,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Préstamos Ico Covid-19 Empresas y Autónomos. ¿Es obligatorio contratar un Seguro de Vida del banco?

Préstamos Ico Covid-19 Empresas y Autónomos. ¿Es obligatorio contratar un Seguro de Vida del banco?

Cuando vamos a contratar un seguro de salud, de vida, decesos, siempre nos hablan del periodo de carencia. Un concepto que hay que tener en cuenta a la hora de contratar el seguro. Y te explicamos por qué.

Si eres autónomo o empresario, es probable que estés al corriente de la puesta en marcha de préstamos ICO avalados por el Estado para dotar al tejido productivo de liquidez, tan necesaria para muchos negocios que se han visto obligados a cerrar o que han visto desplomarse su actividad por culpa de la pandemia del COVID-19 y la situación de Estado de Alarma decretada por el Gobierno para frenar el avance del coronavirus.

Pero, ¿tu banco puede condicionar este préstamo a la firma de un Seguro? ¿Es obligatorio contratar un Seguro de Vida para acceder a los préstamos ICO Covid-19? No, de ninguna manera: es ilegal que te obliguen a hacerlo.

De hecho, son muchos los autónomos y empresas que han denunciado irregularidades cometidas por algunos bancos relacionadas con estos préstamos. La situación de urgencia que viven muchas pymes ha generado abusos que se han denunciado en redes sociales y que han puesto en alerta al propio ICO, al Banco de España y a las autoridades de competencia.

Se han denunciado abusos como el de obligar al solicitante a contratar un Seguro de Vida que puede llegar a tener un coste de 1.200 euros y aumentar los tipos de interés de estos préstamos hasta alcanzar el 2,5%, cuando el TAE previsto es del 1,5% para estos préstamos.

Lo cierto es que ningún banco puede obligarnos a contratar un Seguro de Vida para que nos concedan un crédito ICO Covid 19, que están pensados para ayudar a las pymes y autónomos, no para que los bancos hagan negocio. De hecho, los bancos no pueden obligar a nadie contratar sus Seguros para conceder un crédito, sea cual sea.

¿Qué son los préstamos ICO para afectados por el COVID-19?

Los préstamos ICO Covid 19 para autónomos y empresas afectados por la crisis del coronavirus es una de las medidas que ha lanzado el Gobierno para paliar los efectos que está teniendo la pandemia en la actividad de las empresas.

Es una línea de avales destinada a facilitar la liquidez de autónomos y pymes afectados por la crisis del COVID-19 que está operativa desde este lunes 6 de abril y cubrirá los créditos concedidos desde el 18 de marzo. Lo que diferencia a estos préstamos es que están avalados por el Estado y tienen un interés del 1,5%.

Por otro lado, el ICO deja claro en los contratos marco que el objetivo de la financiación es «el mantenimiento del empleo y paliar los efectos económicos del Covid-19, así como atender, entre otros, los pagos de salarios, las facturas de suministros y proveedores, las necesidades de capital circulante, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias y alquileres».

De esta forma pretende evitar que se “cuele” cualquier otro tipo de financiación que no tenga que ver con el verdadero objetivo de estas medidas: ayudar a las pymes y autónomos a superar la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

No es obligatorio contratar Seguros para que te den un crédito

A pesar de que hablamos de miles de millones de euros avalados por el Estado, la demanda es altísima entre los pequeños empresarios y autónomos, porque las necesidades de financiación son muy grandes, dada la magnitud de esta crisis. Y la necesidad de muchos suele ser aprovechada por algunos de mala manera.

En estos préstamos destinados a las pequeñas empresas y autónomos, las entidades asumen el 20% del riesgo frente al 80% del Estado. Y algunos bancos exigían la contratación de Seguros contra el riesgo de impago y vinculaban el préstamo a la contratación de Seguros de Vida del propio banco.

Agentes y corredores han denunciado ante la Dirección General de Seguros y el Banco de España estas prácticas de los bancos que tratan de vincular, cuando no condicionar, la concesión de créditos a la firma de pólizas de Seguros vendidas por estas mismas entidades, algo que está prohibido por la Ley de Distribución de Seguros.

En este sentido conviene recordar que:

Seguros Vinculados: el cliente es libre de contratar el Seguro

Según la Ley Hipotecaria que entró en vigor en 2019 en España, los productos vinculados a concesiones de créditos o hipotecas no pueden ofrecerse dentro de un mismo paquete y deberán venderse de manera independiente, dejando libertad de elección al cliente.

El Seguro de Vida no es obligatorio al firmar un crédito

Ninguna ley exige que se contrate un Seguro al constituir un préstamo o un crédito hipotecario: el Seguro de Vida no es obligatorio para poder acceder a un crédito.

En préstamos hipotecarios que se pagan durante varios años o en créditos en los que el riesgo sea elevado, es posible que el banco pida como garantía un Seguro de Impago. Pero eso no es algo obligatorio en todos los créditos.

No es obligatorio contratar el Seguro con el banco

Ninguna ley obliga a que, en el caso de querer contratar un Seguro de Vida deba hacerse a través de la entidad bancaria que lo concede o con la compañía que ésta nos indique. Todo lo contrario, esta práctica no está permitida.

Por norma general, cuando alguien contrata un Seguro, espera que sus coberturas estén activas desde el momento en el que firma el contrato. Sin embargo, hay casos en los que aparecen las carencias y la aplicación de las garantías no es inmediata, como ocurre con algunas coberturas de los Seguros Médicos. Es importante tenerlas en cuenta, y por eso hoy te contamos cómo influye la carencia en los Seguros de Salud.

¿Qué es el periodo de carencia?

La carencia es un periodo de tiempo durante el cual el asegurado no puede disfrutar de algunas de las coberturas contratadas. La carencia empieza el día en el que entra en vigor el contrato y dura el tiempo establecido en la póliza, momento en el que el asegurado puede comenzar a disfrutar de dichas garantías.

Este periodo de carencia puede ser diferente para las mismas coberturas en distintos Seguros, e incluso variar de unas modalidades a otras dentro de la oferta de una misma compañía.

Es habitual encontrar carencias en los Seguros de Salud, aunque no es algo exclusivo de este tipo de pólizas. Sin embargo, hay Seguros en los que no se aplican carencias, como es el caso de los Seguros de Coche.

La consecuencia de las carencias en Seguros de Salud

En el caso concreto de los Seguros Médicos, esta limitación hace las coberturas que tienen un periodo de carencia establecido, no se puedan aprovechar inmediatamente después de la entrada en vigor del Seguro
Esta circunstancia, la convierte en una de las cosas a tener en cuenta a la hora de comparar las diferentes ofertas de Seguros de Salud, en las que el precio es importante, pero también lo es la calidad de las coberturas y, en este caso, los periodos de carencia. Por eso, antes de contratar un Seguro de Salud, debes conocer esas carencias, sobre todo si realmente necesitas ser atendido por esas especialidades a corto plazo.

¿Por qué hay carencias en los Seguros de Salud?

La razón por la que las aseguradoras deciden establecer carencias en los Seguros de Salud, limitando la utilización de determinadas coberturas y servicios, es para evitar que se contraten esas pólizas con la intención de aprovecharse del Seguro.

El Seguro de Salud debe ser entendido como una herramienta de prevención a largo plazo y no como una oportunidad para tratar enfermedades y dolencias de forma inmediata.

En este sentido, la carencia actúa como una garantía para evitar que cualquier persona se asegure con la intención de cubrirse de una determinada necesidad y, una vez suplida, cancele el contrato.

¿Se pueden evitar las carencias en los Seguros de Salud?

Existen situaciones en las que los periodos de carencia de los Seguros de Salud dejan de ser efectivos y el asegurado puede (y debe) recibir asistencia sanitaria sin este tipo de restricciones.

La aseguradora debe prestar asistencia de carácter urgente a cualquier asegurado, según el artículo 103 de la Ley 50/80 del Contrato del Seguro. Se entiende como asistencias de carácter urgente «aquellas de carácter médico y sanitario (incluido el transporte) que de no prestarse de forma inminente podrían poner en peligro la vida del paciente, su integridad o que puedan producir un menoscabo permanente en su salud».

Esto quiere decir que, si la asistencia es realmente necesaria para salvar la vida del asegurado o evitar secuelas, la aseguradora no puede negarse a prestarle cobertura. Se trata de situaciones de urgencia vital.

Además del impacto emocional y duelo que supone la pérdida de un ser querido, los trámites a realizar por parte de las familias tras una defunción suelen resultar un verdadero quebradero de cabeza. En muchas ocasiones, algunas personas desconocen que son beneficiarios de seguros de Vida o Accidente, por lo que conviene saber si un familiar o amigo fallecido disponía de este tipo de protección, a través del Registro de Contactos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento, creado por el Ministerio de Justicia.

Los seguros de Vida y Accidentes están concebidos para garantizar la estabilidad económica de los beneficiarios en caso de que el tomador del seguro fallezca (en el caso de seguros de Accidentes, estos deben cubrir la contingencia de fallecimiento). Pese a que la pérdida de un familiar o amigo nos impida mirar más allá del dolor, es importante saber si formábamos parte de los beneficiarios, y así poder recibir la indemnización por parte de la aseguradora. En 2007 nació el Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento, ligado al Ministerio de Justicia, con el fin de que los posibles interesados puedan conocer si figuran como beneficiarios en el seguro de una persona fallecida, así como la entidad aseguradora con la que estuviese suscrito dicho contrato.

Solamente en 2019, este organismo recibió 464.271 consultas, de las cuales cerca de 212.000 personas descubrieron que un familiar contaba con un seguro de Vida o Accidentes y figuraban como beneficiarios. Para poder acceder a dicha información, se debe realizar una consulta al registro, ya sea por vía telefónica o de forma presencial.

Para consultar al Registro de Contratos de Seguros de Cobertura de Fallecimiento de manera presencial, es necesario seguir una serie de pasos:

Lo primero, debemos obtener el Formulario 790 a través de la web del Ministerio de Justicia, o en cualquiera de las Gerencias Territoriales de dicho organismo, mediante el cual se solicita el Certificado de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimiento. Este documento debe ser cumplimentado, además del pago de la tasa correspondiente, que equivale a 3,78€.

Además del Formulario 790, es necesario presentar el Certificado Literal de Defunción en el Registro General de Actos de Última Voluntad o en alguna de las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia mencionadas. Una vez contemos con ambos documentos, podremos solicitar el Certificado, siempre y cuando hayan transcurrido 15 días hábiles desde la fecha de defunción. Posteriormente, se establece un plazo máximo de 7 día hábiles para emitir dicho certificado, que nos permitirá conocer tanto si la persona fallecida figuraba como asegurada en un contrato, como si carecía de dicha protección. En caso de descubrir la existencia de una póliza de Vida o Accidente, el último paso será acudir a la aseguradora indicada para descubrir si somos beneficiarios, y así cobrar la indemnización.

En caso de escoger la vía telemática, es posible realizar la consulta online, siendo necesario contar con un Certificado Digital para solicitar la nota informativa sobre contrato de seguro de fallecimiento.

PrivatAsesoramiento.com

Te asesoramos, para obtener las mejores coberturas del mercado, adaptadas a vuestra comunidad. Consúltanos