Coche de segunda mano: qué seguro elegir según el tipo de vehículo - Privat asesoramiento
19074
post-template-default,single,single-post,postid-19074,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Coche de segunda mano: qué seguro elegir según el tipo de vehículo

Coche de segunda mano: qué seguro elegir según el tipo de vehículo

Son muchos los clientes que nos preguntan qué tipo de seguro de automóvil deberían contratar. Como bien sabéis, en la actualidad, encontramos numerosas aseguradoras en el mercado con precios competitivos y que nos pueden dar las coberturas necesarias para nuestro coche de ocasión.

Os proponemos un repaso por los distintos tipos de coches de segunda mano que existen en el mercado y por los seguros de coche que mejor se adaptan a sus características, kilómetros, antigüedad… Sólo tendrás que dejarte guiar por el que más te convenga.

Coche de segunda mano: qué seguro elegir según el tipo de vehículo

Todo riesgo: el ideal para coches Km 0

Dado que existen pocas diferencias entre un coche kilómetro 0 y un coche nuevo, en el caso de que tu coche de segunda mano sea un Km 0 no tengas dudas y elige un seguro a todo riesgo sin franquicia.

Este tipo de seguro te va a cubrir cualquier daño propio, grave o leve, que puedas ocasionar al coche (golpes o rozones contra columnas o dando marcha atrás, por ejemplo) y, además, al ser un coche de segunda mano con meses de matriculación, si tu vehículo quedase siniestro total te abonarían el valor de nuevo durante los dos primeros años (consulta siempre las condiciones del seguro).

Te recomendamos que elijas siempre taller de libre elección para poder llevar el coche a donde tú quieras, sobre todo si es en caso de siniestro, y que, si tienes menos de 25 o 26 años (dependiendo de la compañía), pongas el seguro a tu nombre, aunque sea menos económico, para estar cubierto al 100%.

Todo riesgo con franquicia: para vehículos de ocasión de 2 a 4 años

Contratar un seguro a todo riesgo con franquicia hará que sea más barato. Esto se debe a que será el asegurado el que se haga cargo del importe de la franquicia contratada. Por ejemplo, si nuestra franquicia es de 200 euros, en caso de un roce, si queremos pintar un paragolpes, los primeros 200 euros corren a cargo nuestro y, a partir de esa cantidad, lo cubre la aseguradora.

Esto es un arma de doble filo porque, si bien es verdad que abaratamos el coste del seguro para nuestro coche de ocasión, la realidad es que, si damos varios partes al año, nuestro seguro subirá al año siguiente.

Por otro lado, si tenemos un siniestro total, desde nuestra seguradora, y según las condiciones que hayamos contratado, se te pagará el valor de mercado ya que no estaría dentro de esos dos primeros años del coche. Eso sí, hay aseguradoras que hacen una mejora y añaden un porcentaje más a ese valor de mercado. Esas son las que nos interesan si nuestro coche ya está en su tercer o cuarto año.

Terceros ampliado: para coches ocasión de entre 5 y 11 años

Lunas, incendio, robo y asistencia en viaje será lo que tienes que buscar para este tipo de vehículos. El terceros ampliado es la mejor opción a partir del quinto año del coche en el que, sin duda, es el mejor momento para comprar un coche de segunda mano.

A partir del octavo año del coche, recuerda que su valor respecto a nuevo ha bajado mucho y las compañías te darán, en el mejor de los casos, un 25-30% del valor de nuevo por lo que, sin duda, y visto que las diferencias con un terceros básico en cuanto a precio son muy pequeñas, la mejor opción es mantener un seguro a terceros ampliado.

Debemos elegir siempre lunas, incendio y robo por varias razones:

1. Golpeos accidentales en la luna delantera.

2. Dónde aparcamos el coche (calle o garaje comunitario o privado) para evitar robos en coches de media-alta gama o sus piezas.

3. Situación de nuestra vivienda. Si nuestra casa está en un barrio en el que hay frecuentes actos vandálicos, es importante tener el incendio incluido.

Terceros básico: para coches de ocasión de 12 años en adelante

Su cobertura se limita a lo que obliga la normativa de tráfico, sobre todo a lo que se refiere a la responsabilidad civil, y quedarás cubierto en caso de ser culpable de un siniestro o en caso de que no lo seas para poder recibir la indemnización correspondiente.

Es importante que, al menos, tengas la cobertura de lunas porque un daño en este elemento de seguridad puede salir muy caro. Eso sí, compara primero que, metiendo alguna cobertura extra como las lunas, el incendio o el robo o intento de robo, no sea más caro que un terceros ampliado, situación que suele suceder.

Antes de contratar una nueva póliza, consúltanos. Te asesoramos, PrivatAsesoramiento.com